Hasta que el país aguante: Polémica en Corte Suprema por compra de 22 autos Lexus por un costo de más de mil 200 millones de pesos para 21 magistrados y un fiscal judicial

Spread the love


Mientras tanto, trabajadores y funcionarios del organismo del Estado se quejan por las precarias condiciones laborales en las que deben trabajar.

Polémica ha causado la determinación de la Corte Suprema de comprar 22 exclusivos vehículos de la marca Lexus, por un costo de más de mil 200 millones de pesos destinado para el uso de 21 magistrados y un fiscal judicial.

Se trata del automóvil modelo ES300h –línea de alta gama fabricada por la empresa japonesa Toyota- cuyo valor va desde los 56 millones 990 mil pesos y que vendría a reemplazar el actual modelo utilizado por los ministros, correspondiente a un Toyota Camry.

Esta adquisición fue aprobada por el Consejo Superior de la Corporación Administrativa del Poder Judicial; sin embargo, no estuvo exenta de críticas entre los supremos por considerarla una compra desproporcionada y por tratarse de un modelo considerado “de lujo”, según consignó el medio La Tercera.

De hecho, del total de 13 jueces que participaron en la votación, 11 aprobaron la compra y dos dijeron que no, entre ellos, el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Blanco, y la ministra Andrea Muñoz.

En conversación con Radio y Diario Universidad de Chile, el presidente de la Organización de Trabajadoras y Trabajadores Judiciales (OTJ), Marcelo Acevedo, calificó como “fuera de lugar” esta compra de parte de la Corte Suprema, dado que la propia judicatura “siempre ha tenido un rol austero y siempre ha tenido un norte de cuidar y preservar los recursos públicos”.

Asimismo, entregó detalles sobre las múltiples necesidades que enfrentan los trabajadores del Poder Judicial. “Hay tribunales que son muy chiquitos, que no tienen ni siquiera funcionarios de reemplazo si alguno cae enfermo y la Corporación -que es el ente que administra los recursos- no establece los reemplazos necesarios, porque no hay recursos, no porque no quiera”, especificó.

“Tenemos también 11 casos en Valparaíso afectados por los incendios, que se le quemaron sus casas. Tenemos también juzgados civiles que hace una o dos semanas la Corte de Apelaciones tuvo que enviar los funcionarios con teletrabajo, porque la climatización del edificio no dio abasto y con las altas temperaturas era un horno adentro”, añadió.

A juicio del dirigente “es un poco contradictorio el momento del país y el nivel de problemas que tiene el Poder Judicial con esta compra para sólo 22 personas ser beneficiadas”.

Con todo, dijo desconocer si la Corporación “tiene un convenio con Toyota o tiene un compromiso de compra con ellos, porque si no están los autos, yo creo que lo más lógico es que se llame a licitación de las marcas de vehículos que hay en Chile y efectivamente se proporcione un vehículo con los estándares necesarios de comodidad y transporte, pero no con uno casi de lujo”.

Por lo mismo, Acevedo confirmó que como organización harán una petición formal a la Corte Suprema para desistir en la adquisición de estos autos “y se compren unos vehículos como dice la declaración pública que cumpla los estándares, pero que no sea de alta gama”.





Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Escanea el código
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?